Staff.-















i' m not M U G G L E



El foro se visualiza mejor con Mozilla. CLICK.





¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Lun Ago 01, 2011 1:46 am.
Últimos temas
» ghjjghkjlkkj
Dom Abr 08, 2012 7:09 am por Nirvana M. Iableé

» Registro de Varita
Sáb Feb 04, 2012 11:58 am por Natalie Connors

» Registro de PB
Sáb Feb 04, 2012 11:57 am por Natalie Connors

» LET´S FLY TOGETHER (NORMAL)
Sáb Feb 04, 2012 8:31 am por Invitado

» Invitación a Hogwarts Style: Foro de Opinion + TOP10
Sáb Nov 19, 2011 6:26 pm por Invitado

» The Hogwarts War [ ELITE ]
Lun Oct 31, 2011 4:38 pm por Invitado

» The New Generation of Hogwarts{Se necesitan personajes Cannons} (Afiliación Normal)
Dom Oct 30, 2011 2:11 am por Invitado

» Tarantallegra ~ Afiliación Normal
Vie Oct 28, 2011 7:59 pm por Invitado

» Prior Incantato-Harry Potter 3° generación [Afiliación normal] foro nuevo
Jue Oct 20, 2011 1:26 am por Invitado


Mejor Chico


Mejor Chica


Mejor Pareja


Mejor User



El invierno ha llegado a Londres. Magos, brujas y muggles, prepárense; se prevee que el invierno del año 1997 va a ser uno de los más crudos y gélidos de los últimos tiempos. Rescaten del fondo del armario sus abrigos, guantes y bufandas más abrigadas: las van a necesitar.
Temperatura máxima: 10ºC
Temperatura mínima: -2ºC
Probabilidad de
Precipitación
: 35%








Please, obliviate es un foro basado en la saga de libros y películas de J.K. Rowling, Harry Potter; sin embargo, todo su contenido explícito, tanto trama como personajes predefinidos y gráficos son exclusiva propiedad de Rawrie M. Rockefort Hermione J. Granger & Nirvana M. Iableé, y están protegidos bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Cualquier copia o intento de copia ilegítima será denunciado inmediatamente a ForoActivo y sin previo aviso.
No copies, sé O R I G I N A L.






Secret Melody People Lives Famous Photobucket A Wizard's Path Teatro de los vampiros http://illiweb.com/fa/pbucket.gif Cruel Intentions of The Marauders Image and video hosting by TinyPic Photobucket

Standard
Click para verlos.

Nanami S. Kuronuma # { En construcción }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nanami S. Kuronuma # { En construcción }

Mensaje por Nanami S. Kuronuma el Mar Ago 02, 2011 1:53 pm


Nanami Sophie Kuronuma
Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los "cómos".


Datos Básicos

Apodos:
Desde que tiene memoria la han llamado Nana-chan o Nana, nunca por su nombre completo; al final ha acabado por apreciar más ser nombrada de ese modo y siempre se presenta con él.
Edad:
17 primaveras.
Fecha de nacimiento:
Un 19 de abril de 1980.
Orientación Sexual:
Heterosexual.
Ocupación:
De momento alumna en el colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, aunque ya os hayáis frente a una futura aurora de lo más eficiente.
Casa en Hogwarts:
{En cuanto me digan el resultado de mi prueba, lo coloco}
Linaje:
Por sus venas corre magia en estado puro, pero le es imposible ignorar esa otra parte muggle heredada de su madre. En términos más precisos se la considera mestiza.
Varita:
Madera de roble y núcleo de cabello de Banshee, 24 cm, increíblemente flexible.
Patronus:
Una grulla.
Boggart:
Su miedo más profundo siempre fue el culpable de destrozar parte de su vida, de apartarla para siempre de las personas que más la querían: el fuego. Uno gigantesco e incontrolable que todo lo destruye bajo su manto...


Características Físicas


Spoiler:
Descripción Física:
Bonita, sin ninguna duda. Quien diga lo contrario miente como un bellaco, creedme, porque esa belleza oriental suya ha sido alabada por más de uno... hasta oírlo tantas veces que su dueña ha acabado hastiada ante la mención de ese tema. Para ella es, simplemente, una chica normal. Una más. Ya le gustaría a ella serlo en realidad, pero nada se le puede hacer cuando piensa totalmente lo contrario.

La genética fue benévola al dotar a Nana de una constitución envidiable que no necesita mantener para seguir siendo esbelta, aunque su etapa de desarrollo todavía le deba dar algunas que otras curvas más; por este hecho podríamos considerarla más bien delgada, atlética. Lo que le faltaría según su opinión personal serían unos centímetros más, pero si de hace unos años a aquí sigue con su metro sesenta y cinco duda conseguirlos. Bueno, tampoco están nada mal, ¿no? Tampoco se la puede considerar bajita. Está en su línea.

Si nos fijamos en su rostro veremos como cada uno de sus rasgos denota sin lugar a confusiones su herencia nipona, sobre todo por lo rasgado de sus oscuros ojos de gata enmarcados por las finas cejas, un tono más oscuras que su cabello; más llamativos que esa mirada suya son los labios, los cuales forman un perfecto corazón rosa claro. La gente los ve antes incluso que esos altos pómulos suyos o esa nariz quizás demasiado pequeña. El conjunto viene después de la primera mirada.
Todo lo antes mencionado se ve enmarcado por largos mechones lacios, del mismo color que el iris: castaño oscuro. Suele llevar el cabello con la raya en medio, su habitual peinado y el más cómodo para ella. Lo cepilla un poco, se lo recoge con una pinza si le molesta demasiado o tiene calor, y listo. No se calienta la cabeza en ese tema, para nada.
El color contrasta con la piel de porcelana, tersa y suave. De seguro no te resistirás a intentar acariciarla para comprobar si tendrá la textura de la seda; encima no tiene mácula alguna, tan solo la marca de una quemadura a la altura de la muñeca izquierda que ya no recuerda ni como se hizo. Da la sensación de ser una frágil muñeca, sentimiento acentuado en cuanto ves ese etéreo caminar suyo. Es... no sé como explicarlo... como si flotara, un caminar sigiloso. Casi parece que flota.

Solo queda mencionar su sencillez a la hora de vestir; durante las épocas calurosas no faltarán las camisetas básicas de tirantes, los tops... siempre en colores claros y sin estampados, junto con los pantalones vaqueros cortos para lucir piernas, que para algo las tiene tan bien puestas; al llegar el invierno adora las gabardinas y las bufandas a juego con guantes y gorro, los jerseys de lana, las sudaderas...
Los vestidos quedan relegados a ocasiones realmente especiales, nada más. Piensa en práctico antes que ir a la moda. Ah, eso incluye cualquier complemento como pendientes o lazos. Solo lleva un colgante del cual pende un delicado cascabel, el cual le regaló su tía de pequeña porque decía que todos las gatas traviesas como ella debían llevar uno para avisar de sus travesuras. Es su mayor tesoro, un recuerdo de gran valor sentimental.


Características de la Personalidad

[justify]Descripción Psicológica:
¿No has tenido alguna vez la sensación de sentirte solo por mucha gente que haya a tu alrededor, oír las conversacones fluyendo a tu alrededor pero no poder pertenecer a ninguna? ¿Sentirte una extraña en un mar de desconocidos? Puede, pero Nana se ha sentido así durante toda su vida. Está segura al cien por cien de que nadie, absolutamente nadie, puede presumir de conocerla realmente; ni esa tía que ocupaba su tiempo trabajando para sacarla adelante, ni ese padre ausente durante toda su infancia... ninguno de ellos ha querido ver más allá de la chiquilla cabezota con la rebeldía típica de la adolescencia, esa niña abandonada la mayor parte del tiempo. No se han molestado. Y se han formado una opinión totalmente equivocada sobre quién es, algo tan frustrante que ya ha dado por perdido el intentar cambiarles la opinión. Si la ven así, adelante. Seguirá sobreviviendo como hasta ahora.

En su mirada no hay nada de fragilidad o dulzura. Es más, se corresponde con la de una persona cansada que ya ha vivido demasiado sufrimiento. Es como encontrarse frente a dos personas distintas al mismo tiempo, algo totalmente desconcertante. La niña en plena juventud y la mujer madura que ya lo ha vivido todo. La emocionalmente inestable y la que mantiene a raya las emociones. Una compensa a la otra en todo momento; si consiguen herirla y duele demasiado el soportarlo, la niña desea echarse a llorar hasta quedarse sin lágrimas, pero la parte adulta toma las riendas de la situación para asumir los daños y ver el lado positivo de la situación; sin duda Nana es de esas personas que aprenden a levantarse tras haber caído con fuerza, siempre con algo nuevo aprendido. Además, hay que comprender que la vida se compone tanto de dolor como de felicidad. Tienes que saber aprovechar los buenos momentos para afrontar a cara descubierta los malos, sacar algo que te ayude a crecer como persona. Ser más sabia, más adulta. Madurar es precisamente eso, ¿no? La vida no es precisamente un camino de rosas, así que hazle frente con valentía. Como ella misma dice: "Atrévete a vivir".

Por ello, por querer vivir al máximo, su tenacidad no conoce límites. Los objetivos que se propone, los cumple más tarde o más temprano por muy lejanos se los ponga; le gusta superarse a sí misma cada vez un poco más para ver si algún día toca techo, cosa que de momento es bastante improbable. A veces esa determinación que tiene da un poco de miedo...
Tiene tan claro que superará a todo lo que se ponga por delante, que herirás su inmenso orgullo si le plantes siquiera la opción de que desista en lo que se propone. Esa posibilidad está fuera de lugar, por supuesto. ¿Ella, no obtener lo que quiere?, venga ya... claro que puede fallar miles, millones de veces, pero no le tiene miedo al fracaso. Es más, no le tiene miedo al propio miedo o a verse mordiendo el polvo. Las pruebas tienen sus dificultades, sin ellas el perseguir su objetivo no tendría ninguna gracia. Cuanto más muros haya frente a ella, más se anima a ir saltándolos. Tiene fuerza de sobra para eso. Si no, ¿cómo habría sabido enfrentar esa vieja compañera de viaje llamada soledad? Sería imposible.

Aún así, por todo lo contado os habréis dado cuenta que no es de las que puedas encadenar a alguien o algún lugar concreto. Su libertad se ha llegado a convertir en su más preciado tesoro, y lo valora por encima incluso de las personas; desea tener seres queridos a los que querer, proteger, mas solo le teme a quererles tanto que deba echar raíces. Perder su capacidad para ir y venir igual que el viento allá donde le venga en gana sería matar su espíritu independiente, aventurero. Moriría poco a poco igual que una planta en un jardín olvidado, marchitándose sin remedio.
¿Pero queréis conocer el verdadero motivo que la lleva a delimitar una barrera divisoria a su alrededor? Bajo todo aquello de la libertad existe el temor de Nana a quedarse sin nadie a su lado otra vez. Todo aquel que se le ha metido bajo la piel hasta llegar a su corazón ha acabo marchándose con el paso del tiempo de un modo u otro. Unas veces fue la inexorable muerte, otras la distancia... pero todos se iban. Nadie parecía querer quedarse. ¿Es que a caso estaba condenada a perder una y otra vez? Tened en cuenta que esto no significa una debilidad, ni tampoco que sea menos fuerte por ello. Simplemente nadie es invencible. Todos tenemos miedos en el fondo, hasta el más temerario.
De ahí su tajante decisión: huír del compromiso. La sola mención de “novio” o “pareja” la hace estremecerse hasta lo más hondo de su ser, en su vocabulario es una palabra tabú. Totalmente. Si llegaras a amarla hasta el punto de conservarla a tu lado, deberás respetar su espacio y no hacerte preguntas. Si quiere ir ahí, irá digas lo que digas. Acéptala. Ten la paciencia necesaria para enseñarle a confiar de nuevo en los demás si de verdad quieres estar con ella. Eso sí, asegúrate. No cree poder soportar más despedidas.

Lo único que nunca la abandona son sus sonrisas, siempre ahí, un adorno más en su rostro; tiene tal repertorio de ellas que verla esbozar una igual a otra se convierte en una proeza. Vale, muchas de ellas distan de ser sinceras...
Pocas palabras le bastan para expresarse. Es de las que piensan que cotorrear sin sentido es una pérdida de tiempo, y solo se debe hablar cuando te expresas con total sinceridad; esa es otra, deja claro lo que hay sin engañar a nadie, por eso espera recibir lo mismo a cambio. Las mentiras la revientan, le sientan como una puñalada por la espalda. Ah, la sinceridad no va reñida todo el tiempo con la confianza recíproca, existen ciertos límites. Te escuchará (sabe hacerlo realmente bien) y guardará tus secretos sin excepciones, pero no esperes ser tú su confidente. Si hay algo seguro en su manera de ser es la desconfianza. Tienes que ganártela. Vale, es algo difícil con alguien tan terca y reacia a

Y he aquí a Nanami Sophia Kuronuma, señoras y señores. Fácil o difícil, fuerte o débil... sea lo que sea, ha conseguido sobrevivir a cosas muy duras. Este es el resultado tras salir de todo aquello.

Virtudes:
# Gente con tal fortaleza es difícil de encontrar, capaz de afrontar el miedo y el dolor si la situación lo requiere. Aguanta lo que le echen.
# Se las sabe apañar a la perfección ella sola, no como otros inmaduros incapaces de resolver sus propios problemas.
# Si algo tiene, es capacidad para ser leal a quienes estima. No cree en religiones o bandos, solo en las personas e inquebrantables promesas.
# ¡Cuánta energía puede poseer esta chica! Tiene una visión vitalista de la vida por mucho que los demás piensen que es al contrario; asumir que en la vida existe el sufrimiento no es ser negativa, solamente un hecho, uno muy importante si de veras deseas ser feliz.
# Si necesitas apoyo, en Nana lo tendrás. Te sonreirá o hará reír cuando haga falta, por pocas ganas que tenga ella de hacerlo, con tal de subirte el ánimo.
Defectos:
# Desconfiada. Es una gata asustadiza ante las muestras del cariño, la cual debe ir adaptándose despacito a una persona nueva hasta darle su confianza. Una vez la tengas será la gata más fiel del mundo.
# Se niega a pedir ayuda aunque su vida dependa de ello, pues es perfectamente capaz de salir de los atolladeros sin ninguna ayuda. Sí, puede ser tozuda como una mula. Muy, muy, muy tozuda.
# Cuando siente miedo puede llegar a ser muy hiriente, lanzando un buen ataque al sentirse acorralada. No se lo tomes en cuenta, por favor.
Gustos:
# Los retos. Si le proponen uno le es imposible resistirse, acepta sin pensarlo dos veces.
# La música rock y pop de los sesenta, setenta... no más adelante. También algo de disco, pero siempre clásico. Los clásicos nunca mueren.
# Los dulces, se convierte en niña de nuevo si tiene dulces cerca.
# Los días lluviosos; la cadencia rápida de las gotas al caer, golpeando los cristales de las ventanas, el olor a tierra húmeda, los charcos para poder saltar sobre ellos... todo ello la tranquiliza, la hace sentir en paz consigo misma.
# Duerme como una marmota, le encanta. Se podría decir que es su deporte favorito hasta el momento.
Disgustos:
# Los olores fuertes en exceso; para explicarnos mejor, odia cuando alguien se pasa echándose una colonia demasiado pesada, pues le revuelve el estómago. Eso le pasa también con el olor del humo y demás.
# Ser molestada cuando se encuentra a solas. Nadie tiene derecho a invadir su intimidad si no lo desea.
# Las aglomeraciones de gente... sería demasiado jaleo para una chica tranquila como ella.
Miedos/Fobias:
Debilidades:
# Su tía. Sí, tendría ocho años cuando murió, pero en su mente los recuerdos acuden flotando entre sueños y déjà vus ocasionales; sus cálidas manos acariciándole el pelo o creando esas preciosas grullas de papel que tanto le gustaban, la lenta cadencia en su voz cuando la arrullaba o la alegría que sentía cuando la veía aparecer por la puerta tras un duro día de trabajo son parte de ellos, inconexos pero cercanos para Nanami. A veces tiene la certeza de que ella sí hubiera llegado a entenderla si hubiera estado con ella mientras crecía. Sí, estaba segura... tanto como que ésta la quería más que a nada en el mundo. Le es imposible no ponerse melancólica si le da vueltas al tema.
# Otros más triviales son la cerveza de mantequilla, los dulces, las sonrisas cuando son sinceras...
Manías:
# Si su genio está a punto de estallar escucharás un sonido tan rápido como el batir de las alas de un colibrí; no hay ninguno cerca, solo su pie izquierdo tamborileando sin cesar contra el suelo. No puede evitarlo, si está enfadada lo hace.
# Pasar las manos por entre su pelo cuando está nerviosa, tanto como entretenerse jugueteando con cualquier cosa entre sus manos (colgantes, los pliegues de la ropa...).


Antecedentes Históricos

Familia: Todos los miembros de su familia, sin importar que los haya conocido o no. Puedes comentar qué relación posee con cada uno de ellos.
Nacionalidad:
Nació en un pequeño pueblo afluente para turistas extranjeos llamado Nago, en la prefactura de Okinawa, Japón; por ello siempre se considerará japonesa, por mucho que ahora le toque vivir en la capital inglesa y su rama familiar paterna sea de ahí.
Lugar de residencia actual:
Como he dicho antes, su residencia actual está en Londres, la capital inglesa y ciudad famosa por excelencia. Cuánto echa de menos Japón... pero tampoco está tan mal vivir ahí.
Historia:

Nago, Japón, un 20 de abril de 1980.

Despuntaba ya el alba allá afuera a la hora de la trágica noticia. No pudieron hacer mucho por la joven con tantas complicaciones durante el parto y tan poco material con el que trabajar en una aldea tan pequeña, no se podía culpar a nadie. Hicieron lo que pudieron. Sí, lo que pudieron... algo que a su parecer se quedaba corto. Muy corto.

Ya no oía las explicaciones saliendo por la boca del doctor frente a ella. Tampoco la lluvia golpeando los cristales sin cesar en una repentina lluvia vespertina. A decir verdad, no oía nada. Estaba demasiado ocupada debatiéndose entre la incredulidad, la pena y la rabia como para escuchar disculpas vanas que no devolverían a la vida a la persona que más quería. A su pobre, su querida hermana. El último vestigio de antaño una familia unida. Solo se tuvieron la una a la otra desde niñas, y eso las unió con cadenas irrompibles frente a un mundo que las iba dejando cada vez más desamparadas. Las dos formaban un todo.
Un todo que ahora se veía partido por la mitad.

Sintió algo en el brazo. ¿Calidez...? Sí, la sensación era cálida. Al menos eso creía. En esos momentos no sabía identificar bien unos sentimientos de otros. Sus ojos buscaron la fuente del calor por inercia propia. Ahí, en su antebrazo, una mano la presionaba suavemente. Un "¿Se encuentra bien?" sonaba de fondo, ecos distantes. ¿Que si se encontraba bien? ¿Qué esperaba que contestara? ¿Bien, a caso? Venga ya...

Como siempre el mundo exterior comenzó a reclamarla. Y cuando volvió se hizo consciente de la firme línea formada por sus labios, de sus ojos secos reclamando unas lágrimas que no llegaban y por ello le escocían. Ahora todo dolía más. Así dolía más.
Para cuando tomó total consciencia la tormenta afuera apretaba. Oscurecía el amanecer.

Pasaron las horas. Era conocida por ser una mujer de gran entereza, se recuperaba bien tras un buen golpe. Así hizo honor a su merecida fama tragándose el resentimiento dejado aquel revoltijo de sentimientos. Debía ser fuerte. Sobre todo ahora que una nueva vida dependía de ella para sobrevivir, pues el personal médico la informó de que pudieron salvar al bebe en pos de la madre. Había tenido una niña. Aquello debería haber sido una noticia feliz, ¿no? La desgracia no debería haber empañado aquel nacimiento, todo ser venido al mundo se merecía ser bien recibido por su entorno. Por eso tragó saliva mientras miraba a través del cristal, mirando fijamente el bulto envuelto en mantas en los brazos de una enfermera que era su sobrina. Ahora las dos estaban solas.Era lo único que le quedaba en el mundo, lo único que le legó su hermana...

Nago, Japón, siete años después.

Nanami. Ese fue el nombre que Yumi, su difunta madre, decidió para su hija durante los largos nueve meses de embarazo; su segundo nombre, Sophie, hacía honor a unas raíces inglesas que nunca llegaría a conocer. Las raíces de su padre, uno desconocido tanto para la hija como para la tía.

Veréis, la concepción de Nana-chan fue de todo menos esperada; lo poco que sabe es que sus progenitores vivieron un efímero romance que murió al terminar el mes de vacaciones que el inglés pasó en el pequeño pueblo vacacional. Para cuando se dieron cuenta él había volado. Y no se fue desconociendo la situación ni mucho menos, no señor. Ella se lo contó. Al parecer, no era un asunto que le interesase mucho a él o a su encantadora esposa allá en Londres...
Así se quedó, desolada. Por mucho que su hermana insistió en conocer el nombre del canalla, se lo llevó a la tumba. Nada más se supo del tema.

La cuestión era que tía Kurumi se convirtió en la única madre conocida para la pequeña.
La niña creció sana siendo la copia exacta de su madre, como si se hubiese reencarnado en el pequeño cuerpecito de la habitación antes de abandonar este mundo. Los gestos, la risa... todo recordaba a la Yumi original, como si fuesen la misma persona unida en una sola. Así su tía la quiso el doble que si no hubiera sido así; era como tener de nuevo a su hermana a su lado, como si nunca la hubiese perdido aquella trágica madrugada primaveral. La cuidó con total devoción en sus primeros años de vida en cuanto se repuso de la dura pérdida, observando asombrado el modo en el que el parecido iba aumentando conforme pasaba el tiempo.
Nada empañaba la despreocupada felicidad de la niña, dividida entre el colegio y los juegos por las calles terrosas, las callejuelas. No podría llegar a ser más traviesa ni aunque quisiera.
Pero nada en esta vida puede ser perfecto. Se ve que ésta se compone de felicidad y tristeza a partes iguales, la una sin la otra no podría coexistir.

Tendría seis años cuando tía Kurumi acabó en el paro. La mujer trabajaba en una ciudad a pocos kilómetros en autobús de allí hacía ya años, hasta que una quiebra inesperada la dejó con una mano delante y otra detrás. Al principio no se notó en nada, pero al tiempo la comida comenzó a desaparecer de la nevera sin volver a aparecer; las facturas no se podían pagar solas, incluso en un lugar tan aislado como en el que vivían. La situación era desesperada. Nana recuerda haberla visto llorar cuando se creía sola... nunca había visto llorar a su tía...

Tomó consciencia de que nadie las iba a ayudar si seguían así. Las dos contra el mundo, ahora y siempre, al parecer. Y el primero iba ganando la batalla sin piedad alguna contra ambas.
La situación requería medidas desesperadas. No lo supo hasta hacerse mayor, pero el diario de su fallecida madre permaneció escondido por la tía; entre las páginas sabía que estaba escrito el nombre de cierto inglés a la fuga, pista suficiente para comenzar a seguirle el rastro. Tomó la decisión tras meditarlo un tiempo: les tocaba hacer un viaje hasta Inglaterra.

Londres, Inglaterra, actualidad.

Nana se vio arrastrada hacia tierras desconocidas

Lealtad:
Neutral, solo le es leal a quien lo es con ella, independientemente de quien sea. Claro, se encuentra totalmente en contra del bando mortífago. Eso nadie debe ponerlo en tela de juicio.
Pertenencias:
# Entre sus posesiones más preciadas se encuentra su colgante de cascabel, hecho de latón dorado e igual al de los gatos. Al ser un regalo de su tía se convirtió en un objeto sumamente importante.
# Luego está su ropa (contando túnicas junto con ropa diaria), su varita, su pequeño gato gris llamado Kuroi... entre otros.
Otros Datos:


Última edición por Nanami S. Kuronuma el Miér Ago 03, 2011 9:16 pm, editado 8 veces
avatar
Nanami S. Kuronuma

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 01/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nanami S. Kuronuma # { En construcción }

Mensaje por Rawrie M. Caboosey el Mar Ago 02, 2011 4:03 pm

Postea luego de mi ;3

_________________


rawrsónelissé rockefort

Ok bitch, really, run.
Ella es mi protección diaria *-* (?:

Gemelas Caboosey Cool:

avatar
Rawrie M. Caboosey
Admin

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 11/05/2010
Localización : Detrás de tí, ¿ Creiste poder verme ?; Soy tu sombra Querid@

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.